DCIM100GOPROGOPR2182.

Despedida del Pi y de Pedro (2 enero 2018)

Tras casi un mes rodando juntos, es hora de que los ‘muchachos’ sigan su camino, pues han de volver a España antes que yo.

Ha sido un mes de risas en las paradas, sufrimientos en la moto, lluvias torrenciales, ferris con mar picada, más lluvias, fernet con cola, averías múltiples con arreglos en la cuneta, parcelas de ripio, vientos patagónicos, frío intenso, calor extremo, rectas interminables de 200 kms, levantarse a las 6.30 casi todos los días, café y pan con paté, marisco chileno, nochebuena con israelitas, conocer a los componentes de la Expedición Hespérides, glaciares, dormir debajo de puentes, más ripio, más viento, más risas, más reparaciones … en fin, todo lo que 30 días de moto pueden dar de sí al recorrer casi 15.000 kms por Argentina y Chile.

Cruces de frontera con casi ‘secuestros’ de las Motomel, cocer morcillas en la aduana para que nos las dejen pasar, la simpatía de la gente y el asombro de los gasolineros al ver que estabais haciendo semejante hazaña en esas motos, baños en lagos helados y en ríos calientes infestados de tábanos, alud de tierra y, sobretodo, llegar a Ushuaia juntos!!! Sensación indescriptible la de haber cumplido un sueño en vuestra compañía.

Os voy a extrañar, y mucho, no sólo por lo bien que me habéis alimentado todo este mes con esas comidas al hornillo de gasolina, sino por las energías y fuerzas que me habéis transmitido y que me servirán para esta última etapa de mi viaje.

PD: Lo único que no voy a echar de menos son vuestros ronquidos y es que por fin podré volver a dormir con tapones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>