Saltear al contenido principal
RECEPCION DE LA AFRICOTA –  18 De OCTUBRE De 2016

RECEPCION DE LA AFRICOTA – 18 de OCTUBRE de 2016

Me levanto a la hora de todos los días, desayuno lo que todos los días, voy al baño como todos los días, llueve en Vancouver como todos los días … Intento que parezca un día normal, pero en mi interior sé que no es así. Hoy, después de casi 2 meses, por fin podré tener conmigo a la africota.

Hago el ‘check out’ del hostel antes de la hora y me dirijo al almacén donde tengo que recogerla, eso sí, 3 horas antes de la hora que me habían dicho. Durante el trayecto hasta allí, ayudo en el tren a un señor que no se aclaraba con las paradas. Entablamos una amena conversación y al despedirnos me regala una manzana.

Dos de la tarde, puntualmente aparece por el final de la calle un camión con la moto encima, embalada tal y como la dejé en Vladivostok. Mi corazón empieza a latir ahora con más fuerza, ya está aquí …

Los canadienses se toman con calma el desembalar la moto pero al fin conseguimos sacarla de entre el amasijo de maderas y plásticos y la abrazo como quien no ve a un amigo desde hace mucho tiempo.

Comienzo el montaje de la pantalla, maletas, manillar, manetas y cuando voy a arrancarla … no hay manera. Mi gozo en un pozo!!! Al principio pienso que es de la batería, así que la pongo a cargar, pero cuando al rato lo intento de nuevo, sigue sin arrancar. Comienzo a ponerme un poco nervioso ya que a las 17.00 cierran la nave y tengo reservado un hostel a 150 kms al norte de Vancouver.

Tras un buen rato pulsando el botón de arranque, la moto comienza a toser y a los pocos minutos, por fin, vuelve a la vida. Ahora sí que la sonrisa es de oreja a oreja, qué momentazo!!

Ya es de noche y salgo para Whistler por una carretera que dicen que es preciosa ya que discurre por la costa y va ascendiendo por los acantilados, pero apenas distingo las luces de un ferry que se aleja por la bahía, y es que entre la noche cerrada y la lluvia, se hace un poco tedioso estos primeros kms con la moto. Escucho un ruido extraño proveniente del disco delantero que cambié en Vladivostok, mañana lo revisaré además de organizar mejor todo el equipaje.

Bonito hostel en un zona muy turística, pero estoy hambriento, pues no he comido nada en todo el día, así que me pongo a cenar al lado de un grupo casi sin saludarlos, pero una vez que termino, me uno a ellos y mantenemos una interesante conversación. Puede que mi nivel de inglés vaya aumentando pues ya participo en conversaciones de política y todo, jejeje

Por la mañana la lluvia es apenas perceptible, así que reviso la moto y compruebo que el ruido ha desaparecido, imagino que eran las pastillas que estaban acoplándose al nuevo disco. Salgo a dar una vuelta por los alrededores para comprobar mejor la moto y ver los lagos cercanos, y aunque el frío es ya más que notable, la belleza de los paisajes canadienses hace que la temperatura corporal quede a un segundo plano.

vlcsnap-error560
20161018_143255
vlcsnap-error630
vlcsnap-error742
vlcsnap-error136
20161019_114943
20161019_085725
20161019_105651
20161019_152409
20161019_153010
20161019_153447
20161019_153211
20161019_152759

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete

¿Quieres ayudarme?

Una de las mejores formas de hacerlo es suscribiéndote al boletín que envío periódicamente con actualizaciones, información de ruta y algunos contenidos exclusivos que no saldrán en esta página.

Solo tienes que completar los datos en este formulario.

Gracias por el interés!!

Suscríbete a Xuankar World Trip

×

×
Volver arriba